Asesor legal por los ríos amazónicos

A principio de la década de 1990, los pueblos indígenas obtienen el reconocimiento de los derechos que por décadas habían venido reivindicando al Estado colombiano, con la adopción de la nueva Constitución y el Convenio 169 de la OIT se da por terminada la política de asimilación e integración cultural de estos pueblos a la sociedad nacional, y en adelante se les reconocerá el derecho de mantenerse como sociedades diferenciadas.

Las comunidades indígenas que habitan las riberas del bajo Caquetá, Mirití-Paraná, bajo Apaporis y Pirá Paraná (ver mapa), ya habían obtenido el reconocimiento de sus territorios en calidad de resguardo, lo cual les asegura la base fundamental para supervivencia física y cultural; sin embargo, requerirían consolidar efectivamente el ejercicio del conjunto integral de los de- rechos territoriales y políticos que les fueran recientemente reconocidos.

Screenshot 2014-07-17 05.24.40

En la práctica y en particular en esta región del país resultaba lejana la coincidencia entre el reconocimiento formal y la efectiva materialización de los derechos de los pueblos indígenas, por lo que inicialmente los esfuerzos se tuvieron que concentrar en hacer conocer el nuevo catálogo de derechos y garantías constitucionales y emprender las acciones jurídicas correspondientes.

La posibilidad de contar con un equipo interdisciplinario de profesionales permitió abordar las problemáticas priorizadas por las autoridades indígenas, con el enriquecedor aporte de diversas disciplinas, y fue así como durante varios años nuestros mejores esfuerzos se encaminaron hacia la consolidación del derecho a una educación bilingüe e intercultural bajo la dirección de estos pueblos.

Por décadas la educación de estas comunidades estuvo en manos de la Iglesia Católica que la impartía separando a los menores de edad de sus padres, de su comunidad y con la principal finalidad de obtener su evan-gelización y romper con su identidad cultural. En 1999 se logró obtener una sentencia judicial que ordena a la administración del departamento del Amazonas terminar el contrato educativo con la Iglesia y en su lugar acordar uno con las autoridades indígenas del río Mirití-Paraná, finalmente esta acción tuvo aplicación a la totalidad de las comunidades indígenas.

Posteriormente, se logró acordar con la administración departamental la conformación de un espacio permanente de interlocución para coordinar acciones en materia de educación, salud y gobierno propio, el cual se mantiene hasta la fecha.

Aún después de veinte años se encuentra pendiente la concreción del derecho al autogobierno reconocido a favor de los pueblos indígenas, la falta de reglamentación legal no ha permitido la conformación de las ETI que les permitiría asumir el gobierno local de sus territorios, en este aspecto se centran nuestros esfuerzos, al considerar que las condiciones están dadas para que los indígenas de esta región puedan gobernarse a través de sus propias autoridades y de conformidad con su sistema normativo.

En forma paralela hemos tenido que emprender acciones jurídicas para defender el derecho a la consulta previa en relación con medidas administrativas o legislativas que puedan afectar a los pueblos indígenas de la región. Recientemente se ha avivado el interés por la explotación de los recursos naturales existentes en los territorios de propiedad de estos, tal como ocurrió con el proyecto de ley que establecía un nuevo régimen forestal dirigido a permitir la apropiación de estos recursos por parte de empresarios particulares, lo cual tuvo que repelerse a través de una acción de tutela que finalmente haría desistir al órgano legislativo de su aprobación.

Cada vez se presentan nuevos retos en la defensa y consolidación de los derechos de los pueblos indígenas, esto ha implicado construir alianzas, estrategias y argumentos entre los profesionales y las autoridades y líderes indígenas. El éxito o fracaso en las luchas emprendidas hasta ahora ha radicado en la complementariedad para estructurar los conocimientos de ambos mundos.

 

Ramón Laborde

Asesor Legal 

 

  • Inscríbete